Bases

Por Juan Bautista Alberdi

Este libro define el programa según el cual se constituyó la República Argentina, y a él pueden remitirse, por acción u omisión, sus éxitos y fracasos posteriores, tanto en lo político como en lo económico, en lo social como en lo cultural. Gracias a la perspectiva que le daba la distancia —vivía en Chile desde hacía ocho años—, el autor practica en las Bases (1852) un examen desapasionado de la situación en que se encontraba el país a mediados del siglo XIX, tras la caída del caudillo bonaerense Juan Manuel de Rosas. Y se encuentra con un territorio enorme, separadas sus ciudades por grandes distancias, con una población escasa, atrasada e ignorante, y con costumbres e instituciones políticas y económicas que arrastraban los vicios de la colonia: autoritarismo, proteccionismo, provincianismo cerrado en el interior y ambiciones hegemónicas en Buenos Aires. Examina entonces los fallidos intentos previos de constituir a las provincias del Plata en una Nación, y pasa revista a las constituciones dictadas en otros países de América, incluidos los Estados Unidos. Las mira con ojos críticos, y señala en cada caso lo que conviene imitar y lo que considera necesario descartar, a la luz de nuestra realidad social, política y geográfica.

Alberdi interpreta a su generación en el sueño de convertir un inmenso potrero despoblado e indigente en una de las grandes naciones del mundo, y propone entonces abrirlo de par en par al influjo del comercio, los capitales y la inmigración, sobre todo esta última. Educar a la población local iba a demandar mucho tiempo, por lo tanto el ingreso masivo de inmigrantes (no cualquier inmigrante sino europeo, y tampoco cualquier europeo) no sólo ayudaría a poblar un país deshabitado sino que aportaría además rápidamente una masa crítica de personas con mentalidad moderna, imprescindible para echar a andar la Argentina que se proyectaba. “Gobernar es poblar”, dice el autor. Alberdi expone un programa menos dictado por la ideología que por el pragmatismo. Adhiere a las ideas liberales y republicanas que se encontraban a la vanguardia de la época, pero no titubea a la hora de corregirlas, torcerlas y adecuarlas a la realidad de las provincias que aspiraban a constituirse en nación.

Juan Bautista Alberdi (1810-1884) nació en San Miguel de Tucumán y murió en París. Pasó la mayor parte de su vida en el exilio, al principio forzoso, luego voluntario, pero fue uno de los fundadores de la Argentina y tal vez el intelectual que mayor influencia ejerció sobre los destinos políticos del país. Abogado, escritor, periodista, músico y hombre público, su nombre está indisolublemente asociado a la Constitución nacional por vía de la obra que aquí presentamos, que redactó con inusitada rapidez tan pronto supo de la convocatoria a un congreso constituyente, para ilustración y guía de sus participantes. Pero también escribió tratados jurídicos como el Fragmento preliminar al estudio del Derecho (1837), económicos como el Sistema económico y rentístico de la Confederación Argentina (1854), y filosóficos como El crimen de la guerra (1870), además de piezas satíricas como la obra teatral El gigante Amapolas (1842) o la novela Peregrinación de Luz del Día (1871).

Alberdi publicó en vida cuatro ediciones de las Bases, dos en Chile, en 1852, y otras dos en Francia, en 1856 y 1858. Todas las ediciones difieren entre sí, particularmente las dos europeas respecto de las dos americanas, porque el autor reescribió varios capítulos para recoger y comentar acontecimientos posteriores a la sanción de la Constitución en 1853. Esta edición digital se ciñe a la publicada en Besançon en 1858, descripta por el autor como “definitiva”.


Solicite aquí su libro

Para obtener su ejemplar, sírvase aportar los datos requeridos, y enviar la solicitud. Recibirá por correo electrónico un enlace de descarga, válido por tiempo limitado.

Un pensamiento en “Bases”

  1. Las Bases…de J.B.Alberdi, es una de las fuentes de nuestra Constitución Nacional. ¡Nadie debe dejar de leer esta obra!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.