El peligro vacunal

Por Florencio Escardó

El reciente escándalo internacional sobre la covid-19 reavivó el debate sobre la práctica de la vacunación masiva como parte de las políticas de salud pública. En su conveniencia insisten las instituciones sanitarias supranacionales y los laboratorios que las controlan. El negocio es singularmente atractivo: ninguna otra actividad cuenta con la seguridad de colocar anualmente una parte sustancial de su producción en un contrato único con los estados nacionales. La industria farmacéutica asegura tener a la ciencia de su lado y rocía a quienes cuestionan la razonabilidad de las vacunas, que también suelen ser parte de la comunidad científica, con epítetos escasamente académicos como antivacunas, anticientíficos, retrógrados y oscurantistas. Aunque la virulencia de la discusión desatada últimamente lleve a pensar que sólo se trata de una trifulca posmoderna, el cuestionamiento de las vacunas viene desde muy atrás.

El trabajo que aquí presentamos fue escrito hace más de cuatro décadas. Es pertinente aclarar que se trata de un artículo médico escrito por un médico para ser publicado en revistas médicas. Pero su argumentación sobre los riesgos de las vacunaciones masivas es comprensible para el lector promedio, y justifica su inclusión en nuestro catálogo. “El público cree en Pasteur porque es más sencillo”, dice el autor. Sin embargo, las circunstancias creadas a partir del 2020, cuando se recomendó una vacunación masiva mundial, aconsejan prestar más atención al asunto, tanto por la gravedad de los efectos colaterales que tuvo esa vacunación y el esfuerzo empeñado para ocultarlos, como por la capacidad de las nuevas tecnologías en el diseño de vacunas (el llamado ARN mensajero) para introducir modificaciones en el genoma humano, algo tan denunciado desde ciertos ámbitos científicos como negado desde otros.

Florencio Escardó (1904-1992) fue un maestro de la pediatría argentina, que revolucionó con sus escritos y con sus decisiones, especialmente desde la dirección del Hospital de Niños de Buenos Aires. Dirigió su actividad profesional a combatir arraigados prejuicios y criterios sanitarios establecidos a la luz de la experiencia práctica y el sentido común, por ejemplo para permitir la presencia de las madres junto a sus hijos hospitalizados. A la veintena de libros e innumerables artículos sobre temas médicos, en los que supo integrar también los aportes de la homeopatía, deben sumarse sus colecciones de poesía, sus ensayos sobre la ciudad de Buenos Aires y sus viñetas humorísticas publicadas en diarios y revistas. El peligro vacunal apareció originalmente en diciembre de 1981 en la revista de la Sociedad Colombiana de Pediatría y Puericultura.


Solicite aquí su libro

Para obtener su ejemplar, sírvase aportar los datos requeridos, y enviar la solicitud. Recibirá por correo electrónico un enlace de descarga, válido por tiempo limitado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.